Contador Gratis

Atrás 

www.karatekas.com

Karate

 Shotokán

 

 

La Meditación en tu vida


 

1. Practica la concentración en tu vida diaria.

La meditación no tiene que limitarse a las sesiones en las que la practicas, también puedes practicar la concentración que esta implica en tu vida diaria

  • Por ejemplo, en momentos de tensión, intenta tomarte unos cuantos segundos para enfocarte únicamente en tu respiración y despejar tu mente de cualquier pensamiento o emoción negativa.

  • También puedes practicar esta concentración mientras comes, siendo consciente de la comida y de las sensaciones que experimentas mientras comes.

  • Sin importar lo que hagas en tu vida diaria, ya sea que estés sentado frente a un ordenador o barriendo el suelo, intenta concentrarte en los movimientos de tu cuerpo y cómo te sientes en ese momento. Esto significa vivir conscientemente


2.Lleva un estilo de vida saludable.

                                                    

Un estilo de vida saludable puede contribuir a que realices sesiones de meditación más efectivas y con mayores beneficios; así que intenta comer sano, hacer ejercicio, y dormir mejor. Además debes evitar ver mucha televisión, beber o fumar antes de meditar, ya que estas actividades pueden nublar tu mente y no permitirán que logres el nivel de concentración necesario para una buena meditación


3.Lee libros espirituales

Algunas personas consideran que leer libros espirituales y escrituras sagradas puede ayudarlas a entender con mayor profundidad la meditación y a esforzarse por encontrar la paz interior y el entendimiento espiritual. Es una opción que puedes tomar o no, pero si lo haces:

  • Algunos libros con los que puedes empezar son

          La mente despierta: Cultivar la sabiduría en la vida cotidiana del Dalai Lama,  

          La naturaleza de la realidad personal de Jane Roberts 

          Meditación: la primera y la última libertad de Osho.

  • En estos libros, encontramos muchos mensajes de sabiduría, que nos pueden impactar, por su profundidad, su forma de interpretar la vida, etc.

  • Si deseas, puedes tomar alguno de estos mensajes y reflexionar sobre el durante tu siguiente meditación.


4.Asiste a clases de meditación.

Si no estás seguro de cómo comenzar cuando meditas en casa, asistir a clases de meditación guiada con un profesor experimentado puede ser una buena idea

  • Existen clases de la mayoría de los tipos de meditación, pero también puedes ir a algún retiro espiritual donde tendrás la oportunidad de probar diferentes tipos de meditación y ver cuál es el mejor para ti.


5.Intenta meditar a la misma hora todos los días.

Es importante que hagas un esfuerzo por realizar tu meditación a la misma hora cada día. De este modo, la meditación se convertirá rápidamente en parte de tu rutina y sentirás sus beneficios con mayor profundidad

  •  Las primeras horas de la mañana son las mejores para meditar, antes de que tu mente se sumerja en la tensión y preocupaciones del día.

  •  No te recomendamos meditar justo después de comer, ya que podrías sentirte incómodo, lo que interferirá en tu concentración.


6.Piensa que la meditación es un viaje

El propósito de la meditación es calmar la mente, lograr la paz interna y con el tiempo alcanzar una dimensión espiritual mayor, con frecuencia simplemente entendida como el ser.

  • Sin embargo, es importante tener en cuenta que puede llevar años de práctica lograr el nivel de consciencia que experimentan los yoguis y los monjes. Esto no es tan importante.
  • La meditación es un viaje, similar a escalar una montaña, donde cada paso que des en el sendero a la iluminación te llevará más cerca a la cima.

Cuando comiences, no debes sentirte muy preocupado por la calidad de tu meditación. Siempre y cuando te sientas más calmado, más feliz y con más paz al final de la práctica, sabrás que tu meditación funciona.

 

© Jaime Santa María Bilbao